El acrónimo ‘LEADER’ deriva del francés “Liaison Entre Actions de Développement de l’Économique Rurale“, que significa “Relaciones entre Actividades de Desarrollo de la Economía Rural”. La idea que subyace tras esta iniciativa es la de aprovechar la energía y los recursos de todos aquellos capaces de contribuir al proceso de desarrollo rural formando asociaciones a nivel subregional entre los sectores público, privado y civil. En 1990, cuando un grupo de funcionarios de la Comisión Europea ideó la propuesta de la iniciativa LEADER, este concepto de conectar con gente resultaba bastante novedoso.

La estrategia LEADER consistente en la aplicación combinada y sinérgica de siete características:

  • Planteamiento zonal: la aplicación de las políticas se circunscribe a un territorio pequeño, homogéneo y socialmente unido, que con frecuencia se caracteriza por unas tradiciones comunes, una identidad local, un sentido de pertenencia o necesidades y expectativas comunes.
  • Enfoque ascendente: las partes interesadas a escala local participan en la toma de decisiones sobre la estrategia y en la selección de las prioridades que se vayan a llevar a cabo en su territorio.
  • Establecer una asociación local, denominada «grupo de acción local» (GAL): es una característica original e importante del enfoque Leader. A los GAL les corresponde elaborar y aplicar una estrategia de desarrollo local, adoptar decisiones sobre la asignación de sus recursos financieros y gestionarlos. Es la herramienta principal para la aplicación de la estrategia de LEADER para el desarrollo y la implicación de los representantes legislativos
  • Innovación: Leader puede cumplir una función valiosa estimulando enfoques nuevos e innovadores para el desarrollo de las zonas rurales. La innovación debe entenderse en sentido amplio, ya que puede significar la introducción de un nuevo producto, un nuevo proceso, una nueva organización o un nuevo mercado.
  • Integración multisectorial: Leader no es un programa de desarrollo sectorial; la estrategia de desarrollo local debe contar con un fundamento multisectorial que integre varios sectores de actividad. Las medidas y proyectos de las estrategias locales deben vincularse y coordinarse como un conjunto coherente.
  • Cooperación interterritorial y/o transnacional: La cooperación es un más a más en la constitución de redes ya que supone que un grupo de acción local emprende un proyecto conjunto con otro grupo Leader o con un grupo que adopta un enfoque parecido, en otra región, otro Estado miembro o incluso en un tercer país. La cooperación puede ayudar a los grupos Leader a potenciar sus actividades locales y puede permitirles resolver determinados problemas o añadir valor a los recursos locales.
  • Constitución de redes: La conexión en redes incluye el intercambio de realizaciones, experiencias y conocimientos entre grupos Leader, zonas rurales, administraciones y organizaciones que intervengan en el desarrollo rural de la UE, sean o no beneficiarios directos de Leader. De esta forma se intentan transferir buenas prácticas, difundir innovaciones y aprovechar las lecciones aprendidas con el desarrollo rural local para paliar el aislamiento que sufren algunos territorios del medio rural.

Breve historia:

 

  • Durante la fase experimental de 1991-93, LEADER I reunió a 217 regiones.
  • En LEADER II (1994-1999) aún se limitaba a áreas rurales desfavorecidas
  • El periodo LEADER+ (2000-2006): el método se expandió rápidamente hasta cubrir todo tipo de zonas rurales.
  • En su cuarto periodo de programación LEADER 2007-2013, el enfoque se incorporó como parte integral del programa de desarrollo rural completo de la UE, cubre unos 2.402 territorios rurales de los Estados miembros. El método ha sido también ampliado temáticamente a la política pesquera con la presencia de unos 300 GALP en este sector.

 

Para ampliar información: El enfoque Leader