Las primeras referencias a los vínculos históricos se remontan al siglo X, cuando el Condado de Sobrarbe fue absorbido por el Condado de La Ribagorza.

Sancho el Grande de Navarra aprovechó las dificultades del territorio, usando sus derechos como descendiente de Dadildis de Le Pailhars, para realizar la anexión en 1016-1019. Más tarde dividiría sus territorios entre sus hijos, dejando al tercero, Gonzalo Sánchez, como Rey de Sobrarbe y Ribagorza. Tras la muerte de Gonzalo en el año 1038, el territorio pasó a su hermano, Ramiro I de Aragón, con lo que se conformó el primitivo territorio del reino de Aragón.

Fotografía: Archivo turismo Comarca Ribagorza.